Carrete dónde Dios

diciembre 31, 2007

Ayer estábamos terminando el carrete del cumpleaños de mi hijo, que lo hicimos en mi parcela. 2007 años no se cumplen todos los días.

Cómo es de costumbre, hubo harto copete. El agua de la piscina la hicimos vino, tenía cloro pero nadie se dio cuenta, y en todo caso no importó mucho. Fueron todos los amigos de mi hijo, los doce cabros, como en todos los cumpleaños. Y como en todos los cumpleaños pasó lo de siempre: PACTO DE AMISTAD.  Si tuviese cámara, subiría uno a Youtube.

Y ¿Qué es el “pacto de amistad”? Pues nada, cuando se ponen cariñosos los chiquillos, agarran una botella de algún trago fuerte, onda, su vodka o qué se yo, ron o pisco por último, hacen promesas bobas en plan los-quiero-mucho-y-nunca-nos-vamos-a-separar y se toman un trago largo de la botella hasta que se acaba. Después de eso, ninguno queda en un estado medianamente decente.

Como siempre, el que peor quedó fue Tomás, que es tonto como puerta el muchacho, siempre le hacen lo mismo y siempre cae:

-¿Tomás, qué tomás?
-Vodka [O no se, lo que esté el cabro tomando]
-¿Y te curás?
-No
-¡Aaaaah! ¡Ver para creer!

Entonces se pica, se toma al trago al seco y dice “No me curo po”. Siempre termina hablando más de la cuenta, o muerto.

Me demoré en postear porque me quedé ordenando la cagá que quedó en la parcela, todo tirado viejo no mal, no se lo doy a nadie tener que limpiar la casa después de carrete de Jesús.

Ahora me voy a dormir, estoy cansado. Chaudax.


Canciones de Iglesia

diciembre 28, 2007

Qué hubo, negras.

Disculpen si posteo muy tarde, lo que pasa es que estamos usando el tiempo con mi hijo para preparar el carrete por su cumpleaños. ¿De qué iba a escribir yo? Ah, sí, de las canciónes de iglesia.

¿De dónde sacaron que a mi me gusta que me canten? ¿Lo dije yo en algún lugar?

A ver, para empezar, muchas gracias por toda la mierda que me han escrito, estoy muy agradecido, pero por favor no sigan. ¿Quedó claro? Gracias pero no gracias.

Desde que tengo memoria que se lo hermoso, omnipotente, maravilloso y simplemente divino que soy, no es necesario que me lo canten, y de hecho, preferiría que si lo van a hacer, lo hagan bien. Exijo que si me van a cantar, me canten canciones buenas, no melodías de mierda que hasta yo puedo rasguear en mi guitarra. ¡Por la mierda! ¿Es tanto pedir que me escriban algo más que un Sol – Do – Sol – Do – Re- Sol? Ni siquiera les estoy pidiendo Rock Progresivo, ni siquiera les estoy pidiendo un solo de guitarra gozón por canción, simplemente canciones que no bajen el nivel de lo que se considera canción.

Cuento aparte son las letras. Ejem:

Dios es amor
La biblia lo dice
Dios es amor
Juan lo repite
Dios es amor
Búscalo y verás
En el capítulo 4
Versículo 8
Primera de Juan

Exijo justicia; ¿Por qué los giles que le cantan al diablo pueden escribir canciones chulas y ustedes, fieles seguidores de esta humilde santidad, no pueden escribirme algo que una persona con dignidad y respeto por si mismo pueda cantar sin sentirse ridícula?

Otra:

Yo creo en Dios que canta
que la vida hace cantar

Hay momentos en los que me encantaría no ser Dios, para poder burlarme del pobre hombre al que le cantan esas aberraciones.

Bueno eso, me voy a ver Amelie por tercera vez. Creo que me voy a comprar un poster para ponerlo en mi pieza. ChaUC.


Hola, hijos.

diciembre 27, 2007

Qué tal, hijos. Soy Dios. Quizás me conozcan por obras como “Viejo Testamento” que habla sobre mi, sobre lo grandioso que soy, de cuando mandaba a los papás a matar a sus propios hijos para reírme un rato y sobre como habían giles que hacían cosas absurdas solo porque yo se los mandaba. O quizás leyeron “Nuevo Testamento”, una especie de spin-off que se trata de algo así de mi hijo, que baja a la tierra y lo matan por loser. Ese no es tan bueno, casi ni salgo. También, aunque menos conocidas, son mis obras “El Código de Vinci”, “Desaparecido en Acción” o, mi preferida “El Lazarillo de Tormes”.

Abrí un blog porque me aburro. Desde que descubrieron que si le pegan a las cosas, se rompen, que vienen quitándome trabajo de encima. ¡Felicitaciones, hijos, lo hacen muy bien dejando la cagada en el mundo! De verdad, se los agradezco, muuuuchas gracias.

Sí, sí se que los blogs ya estan medio añejos, lo que pasa es que mi hijo me venía hinchando hace tiempo con la Web 2.0, tanto que le dije que si seguía leyendo Fayerwayer le cortaba la tula. Empecé a pensar en hacerme, que se yo, un algo. No elegí Twitter porque un hijo de puta se avivó antes y me quitó el espacio. Rayos. Tampoco elegí un Tumblr porque no los entiendo, y es que realmente ¿A quién puede interesarle un blog sin comentarios en que los posts no se sabe dónde mierda terminan o empiezan?.

Fotolog es un cuento aparte, además de que cuando me saco fotos salen completamente blancas por esta huevada del amor infinito y la eterna luz, no se en qué momento se me ocurrió que amar y dar luz infinita era buena idea, debo haberlo decidido borracho. En fin, para darles una imagen mía a grandes rasgos, antes de ser una ampolleta con barba y patas, tenía los ojos verdes y la nariz de gancho. Además no quise usar Fotolog porque sería compartir mi espacio con pokes y con gente freak. Sí, gente más freak que la que tiene un blog.

Bueno, ojalá les vaya gustando el blog. Me gustaría escribirles más, pero me bajaron ganas de comer pan con queso derretido. Bendito el hijo de puta que inventó los microondas.

Chalbo.