Hola, hijos.

Qué tal, hijos. Soy Dios. Quizás me conozcan por obras como “Viejo Testamento” que habla sobre mi, sobre lo grandioso que soy, de cuando mandaba a los papás a matar a sus propios hijos para reírme un rato y sobre como habían giles que hacían cosas absurdas solo porque yo se los mandaba. O quizás leyeron “Nuevo Testamento”, una especie de spin-off que se trata de algo así de mi hijo, que baja a la tierra y lo matan por loser. Ese no es tan bueno, casi ni salgo. También, aunque menos conocidas, son mis obras “El Código de Vinci”, “Desaparecido en Acción” o, mi preferida “El Lazarillo de Tormes”.

Abrí un blog porque me aburro. Desde que descubrieron que si le pegan a las cosas, se rompen, que vienen quitándome trabajo de encima. ¡Felicitaciones, hijos, lo hacen muy bien dejando la cagada en el mundo! De verdad, se los agradezco, muuuuchas gracias.

Sí, sí se que los blogs ya estan medio añejos, lo que pasa es que mi hijo me venía hinchando hace tiempo con la Web 2.0, tanto que le dije que si seguía leyendo Fayerwayer le cortaba la tula. Empecé a pensar en hacerme, que se yo, un algo. No elegí Twitter porque un hijo de puta se avivó antes y me quitó el espacio. Rayos. Tampoco elegí un Tumblr porque no los entiendo, y es que realmente ¿A quién puede interesarle un blog sin comentarios en que los posts no se sabe dónde mierda terminan o empiezan?.

Fotolog es un cuento aparte, además de que cuando me saco fotos salen completamente blancas por esta huevada del amor infinito y la eterna luz, no se en qué momento se me ocurrió que amar y dar luz infinita era buena idea, debo haberlo decidido borracho. En fin, para darles una imagen mía a grandes rasgos, antes de ser una ampolleta con barba y patas, tenía los ojos verdes y la nariz de gancho. Además no quise usar Fotolog porque sería compartir mi espacio con pokes y con gente freak. Sí, gente más freak que la que tiene un blog.

Bueno, ojalá les vaya gustando el blog. Me gustaría escribirles más, pero me bajaron ganas de comer pan con queso derretido. Bendito el hijo de puta que inventó los microondas.

Chalbo.

Anuncios

6 Responses to Hola, hijos.

  1. moisés dice:

    vuena dios, me cagaste la vida chao

  2. Hdur dice:

    ¡Qué divino tu blog, Dios!

  3. FM dice:

    Buena Dios, yo lo admiro mucho a Usted, aunque es un indecente culiao a veces.

    Saludos.

  4. hackand dice:

    Puta, yo pensaba que eras una entidad abstracta, no un viejo con barba como te pintaban todos.

    Era mas linda la hueá así.

  5. Dios dice:

    @moises: es que no podiai andar abriendo cosas así como si nada; un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Sí, eres una suerte de Peter Parker judío.

    @Hdur: lo sé. a mí tambien me gusta mucho Pebre. ;D

    @FM: sé que me admiras, no sé como lo sé, pero lo sé.

    @hackand: Yo también llegué a creer eso, pero una vez me empecé a palpar la cara y me encontré nariz. Yo también me decepcioné mucho de mi mismo, pero la vida sigue, sigo siendo tan plenipotenciario como siempre.

    Ah, sí, les quería pedir disculpas por no postear, es que le estamos preparando el carrete a mi hijo. Va a estar bueno.

  6. Vigle dice:

    Hey! Según la física cuántica, Dios es una conciencia universal en la que todos estamos sumergidos… pero, filo; si eres un viejo de barba y con nariz grande, me puedo conformar con eso.
    Aparte te quería hacer una pregunta:
    ¿Qué onda con el big-bang? ¿No se había creado todo en 7 días? Mira; en la clase de física dicen lo primero, y en la de teología lo segundo. ¿A cual le creo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: