Carrete dónde Dios

Ayer estábamos terminando el carrete del cumpleaños de mi hijo, que lo hicimos en mi parcela. 2007 años no se cumplen todos los días.

Cómo es de costumbre, hubo harto copete. El agua de la piscina la hicimos vino, tenía cloro pero nadie se dio cuenta, y en todo caso no importó mucho. Fueron todos los amigos de mi hijo, los doce cabros, como en todos los cumpleaños. Y como en todos los cumpleaños pasó lo de siempre: PACTO DE AMISTAD.  Si tuviese cámara, subiría uno a Youtube.

Y ¿Qué es el “pacto de amistad”? Pues nada, cuando se ponen cariñosos los chiquillos, agarran una botella de algún trago fuerte, onda, su vodka o qué se yo, ron o pisco por último, hacen promesas bobas en plan los-quiero-mucho-y-nunca-nos-vamos-a-separar y se toman un trago largo de la botella hasta que se acaba. Después de eso, ninguno queda en un estado medianamente decente.

Como siempre, el que peor quedó fue Tomás, que es tonto como puerta el muchacho, siempre le hacen lo mismo y siempre cae:

-¿Tomás, qué tomás?
-Vodka [O no se, lo que esté el cabro tomando]
-¿Y te curás?
-No
-¡Aaaaah! ¡Ver para creer!

Entonces se pica, se toma al trago al seco y dice “No me curo po”. Siempre termina hablando más de la cuenta, o muerto.

Me demoré en postear porque me quedé ordenando la cagá que quedó en la parcela, todo tirado viejo no mal, no se lo doy a nadie tener que limpiar la casa después de carrete de Jesús.

Ahora me voy a dormir, estoy cansado. Chaudax.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: